T. Campos: "A veces, uno no llora por las grandes cosas y por las pequeñas te rompes"