Francesco asegura haber tenido problemas con la familia Mateo por los coches que compró