Confesiones, chequeos, entrenador personal... Así empieza el reto de Sema