Su cuarto, sus aficiones, su forma de arreglarse... Así es Sema