Amador Mohedano: "El coche lo conducía una empleada de mi casa"