“No he pedido a mi marido que ponga la casa a nombre de los dos, no me haría una faena”