La desaparición de su padre, el golpe más duro en la vida de Labrador