Lydia se emociona por los elogios que les dedica Carlos Ferrando a ella y a Charlie