Isabel Rábago, preocupada porque tiene las encías inflamadas