Nacho Vidal, a sus compañeros: “El pecado de la gula nos va a pasar factura”