Lydia Lozano ha tenido dificultades para conectar desde la isla