Nos colamos en el camerino de Jorge Javier Vázquez antes de que salga a escena