Mila, a Kiko M.: “Los que hacemos un discurso vehemente, salimos perdiendo”