Laura se sintió muy orgullosa de cómo la defendía Diego, según Soria