Siete años dan para muchos momentos... y mucha gente acompañándote