Una vecina, de Karmele: "La encontré aporreando la puerta de la vecina"