Kiko M., en Semana: “El amor no se puede exigir, pero el respeto y la educación sí”