La fórmula del éxito de Rosa Benito, según Kiko Hernández