Jesús y Olvido intentaban no hablar más de la cuenta, según Kike Calleja