Lequio continúa esquivando las cámaras, pero le han visto en el pueblo de sus suegros