Belén Esteban, a Lydia: “Tú me llamaste guarra porque decías que no me duchaba”