Kiko Hernández ha conseguido la tarjeta que probaría lo que Olvido dice de Lequio