Jordi Martí, a Lydia: “Tienes que callarte porque tú sí que informas a los paparazzi”