Raquel reconoce que pactó con Rollán que Jordi Martín le hiciese unas fotos en Ibiza