Quintero: “Yo no tengo ningún problema”