Raquel Bollo, a Joana Morillas: “La justicia va lenta, pero todo llega”