Kiko M., a Mila: "No tengo necesidad de airear nada para mantener mi ritmo de vida"