S. Bruman quiere un polígrafo cara a cara con R. Benito para demostrar que no miente