Patiño, a Sanchís: “No puedes estar feliz a menos que te importe tres narices tu mujer”