Hernández, muy molesto con Matamoros