Belén Esteban, Toño Sanchís y la polémica con la página web