Una mascarilla para las cuerdas vocales, perfume... Las manías de J.J. Vázquez