José Ortega Cano, a punto de ser atropellado por un autobús en plena calle