A. Boyer, del libro de Eyre: "Tiene que tener cuidado porque le pueden poner un pleito"