Gustavo González se ha convertido en Pedro Picapiedra con su ‘piedra-bomba’