Kiko H. ha sido amonestado por no compartir su jamón con llevar uno colgado cada viernes