Preysler molesta por la novela de Eyre: "¿Por qué me utilizan para el marketing"