Lydia se arranca a bailar el 'chuminero' y no hay quien consiga frenarla