Alessandro Lequio, muy perjudicado entre dos coches a la salida de un restaurante