Aramís Fuster llama a Belén Esteban “ojos de sapo” y le dice: “Princesa… ¿de qué pueblo?”