Gil Silgado niega la polémica con sus caballos: no los dejó abandonados