Pilar Eyre: “Mi primer amor nunca fue correspondido”