Chelo no puede contener las lágrimas al cumplir su sueño de tener una nueva perrita