Chelo, famosa por sus silencios, está harta de las ‘pullitas’ de sus compañeros