Ortega Cano, de nuevo estable pero aún grave