La abuela de Georgina vive en una casa prefabricada, sin dinero