Un comentario de Kiko Matamoros desata la furia de las chicas en plató