Un exempleado de Garó: “Ha vivido muchos excesos, psicológicamente no está bien”