Rocío Carrasco es incapaz de tener el dominio total de su propia vida "por circunstancias", según Antonio Montero