Rulos, nervios y pullitas: Destapamos lo que no se vio la noche de las campanadas